lunes, 11 de julio de 2011

Entrevista a Mª José Cano

Mª José Cano es escritora y profesora de secundaria. Con su obra "El Hada Helada" ha ganado el último Premio de Cuento que da la Obra Social y Cultural de CajaCanarias, algo nada fácil ya que se presentan muchos candidatos. Espero que os guste la entrevista y os animéis a leer algo de esta interesante autora.

Tu cuento "El Hada Helada" ha ganado recientemente el Premio de Cuento que otorga la Obra Social y Cultural de CajaCanarias. Va dirigido especialmente a niños menores de 10 años, ¿crees que es más difícil escribir para el público infantil?

No es especialmente complicado, sin embargo requiere utilizar unas herramientas, plantear unas estrategias distintas de las que empleas cuando escribes para adultos. Por ejemplo, tienes que procurar que la gramática sea sencilla aunque correcta, que el vocabulario sea asequible, que la construcción de las historias tenga sentido para los niños… En definitiva, escribir para el público infantil es escribir de otra manera, pero no necesariamente más difícil.

¿"El Hada Helada" es el primer cuento que escribes o es un formato que habías tocado antes?

He trabajado el cuento infantil en otras ocasiones, aunque esta es la primera vez que me premian uno. Realmente, el cuento infantil no es lo que más me interesa, pero me gusta probar modalidades diferentes y me alegro mucho cuando los experimentos salen bien, como en este caso.

¿Crees que es importante que los libros destinados en principio para el público infantil y juvenil estén bien ilustrados?

Creo que puede ser una ayuda; pienso en mí cuando empecé a leer, y recuerdo que me gustaba mucho que los libros tuvieran ilustraciones. En mi opinión, no son imprescindibles: puede haber historias muy buenas que no estén acompañadas por dibujos. Pero, desde luego, las ilustraciones en la literatura infantil siempre suponen un valor añadido.

¿Qué opinas de que se categoricen los libros por edades?

Sinceramente me asusta. Cuando empecé a leer, de pequeña, devoraba casi todo lo que caía en mis manos, sin necesidad de que me recomendaran una lectura o me prohibieran otra. Como es evidente, no estaban a mi alcance las novelas del Marqués de Sade, pero sí libros que hoy no se aconsejan para niños y que a mí me fascinaron. La buena literatura no debería tener edad.

En "El Hada Helada" nuestro mundo está dirigido por hadas despistadas por los cambios que el Hombre hace en la Tierra y haces hincapié principalmente en el cambio climático, ¿es un tema que te preocupa especialmente?

En efecto, el cambio climático es un tema que me interesa, aunque no el único. Me gusta reflexionar y escribir sobre los problemas generales que atañen a las personas y que nos obligan a replantearnos qué tipo de mundo estamos construyendo. Además de lo que mucha gente hace, como reciclar, practicar un consumo responsable, colaborar con organizaciones como Greenpeace o Amnistía Internacional, en mi trabajo como profesora procuro recordar estas ideas a mis alumnos. Ese es mi pequeño grano de arena de cada día.

¿Tienes alguna rutina para escribir o sólo lo haces cuando surge la inspiración o te apetece?

Federico García Lorca decía que la Literatura es un diez por ciento de inspiración y un noventa por ciento de transpiración. Siempre he admirado esa forma de explicar cuánto esfuerzo cuesta escribir. En fin, escribo cuando tengo tiempo, aunque hay épocas en las que me siento más creativa que en otras.

¿Cuáles son tus escritores predilectos y por qué?¿Te influyen en tu manera de escribir?

La lista es larga, pero me quedo con uno, que recomiendo: Ray Bradbury. En cuanto a las influencias, es inevitable recibirlas de libros y de autores que impresionan. En el caso de Bradbury, me gustan mucho su forma de entender el cuento y su manera de abordar la ciencia ficción dentro de un concepto humanista. Pero, cada vez que leo un libro interesante, siento que algo de él se queda en mi disco duro, y que en alguna ocasión podré aprovecharlo.

Además de escritora, eres profesora de secundaria, ¿ves interés en la lectura entre tu alumnado?

Veo más interés del que parece y menos del que debiera existir. Doy clases de Lengua y Literatura, y el principal problema con el que nos encontramos en mi profesión es la pérdida de los límites entre la lectura como formación y como placer. Me explico: actualmente se proponen títulos de lectura obligatoria a los alumnos que no reúnen las suficientes condiciones para que se introduzcan y se formen en el mundo de la Literatura, y de esa manera es imposible que les llegue a gustar leer. Cuando tenía doce años, por ejemplo, todos leíamos libros de Los Cinco y Los siete secretos. Sin embargo, no eran lecturas de las que tuviéramos que examinarnos en el colegio. En cambio, hoy, el propio sistema educativo exige libros de ese tipo que de ninguna manera van a conseguir lectores bien formados.

"Apuntes de Antropología".

En tu libro "Apuntes de Antropología" podemos encontrar relatos muy cortos de diversos temas, muchos de ellos cotidianos, ¿te inspiraste en vivencias personales para escribirlos?

En bastantes microrrelatos sí. En realidad me inspiré en el mundo que me rodea, y las personas tenemos una vida íntima, otra social, otra histórica… Todo ese panorama es el que conforma el conjunto de relatos que componen el libro. Desde luego, la parte autobiográfica es considerable, y la gente que me conoce es capaz de identificarla con bastante facilidad. Aún así, tengo que aclarar que el gran interés de la Literatura es transformar las historias verdaderas en verosímiles, por lo que algunas vivencias personales las he utilizado para proponer una ficción distinta.

En el libro tratas muchas de las cuestiones con cierto humor e ironía, ¿te parece una buena fórmula para captar la atención del lector?

Nunca me he planteado el humor y la ironía como un fin en sí mismos. Simplemente es la estrategia que encuentro a menudo para abordar historias duras con cierta dulzura.

El vocabulario y el estilo de "Apuntes de Antropología" es muy asequible para todo tipo de público, ¿te parece más importante poder llegar a más personas que hacer un ejercicio de alarde con un vocabulario más complejo?

En estos relatos no era necesario un lenguaje complicado, ni una gramática retorcida. Creo que en todo momento el uso del lenguaje es correcto, y sobre todo adecuado para las historias que quiero contar. En otras obras sí me ha preocupado más la parte formal.

¿Nos recomiendas algún cuento?

Cualquiera de los incluidos en las Crónicas Marcianas de Ray Bradbury. Y para hacer publicidad de mi libro, Proyección de Futuro (dentro de Apuntes de Antropología).

¿Qué libro estás leyendo actualmente?

Los Niños, de la autora Edith Wharton.

¿Estás trabajando en algún libro?

Sí, estoy intentando dar forma a una novela juvenil (será por deformación profesional…). Mis alumnos adolescentes son una fuente inagotable de inspiración y espero sinceramente terminarlo y verlo publicado. Me gustaría plantear una línea creativa un poco diferente a la de la mayoría de los libros para jóvenes que últimamente han caído en mis manos. Creo que, si les ofrecemos productos de cierta calidad, nos aseguraremos su interés, y espero que este libro reúna elementos de los que les importan.

Muchas gracias Mª José.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.